Para que la lechuga recién comprada te dure más días, esté siempre fresca y a punto para incluírla en una ensalada deliciosa, separa sus hojas, lávalas ligeramente con agua fría y déjalas secar sobre papel absorbente, o bien, centrifúgalas.

Una vez secas, introdúcelas en un recipiente de plástico hermético y guárdalas en el cajón de las verduras de tu nevera


Trucos relacionados con "Lechugas siempre frescas"




Ico-comment 0 comentarios

Necesitas estar logado para comentar.

Publicar un truco


Ver todos los trucos de Gabriela Diez