Alimentos | Hierbas: Eneldo

ENELDO
(anthum graveolens)

Eneldo
Introducción: Se la conoce de mucho antes que la Edad Media. Se la consideraba una hierba con poderes y que podía proteger contra la brujería. Hoy en día se produce en Rusia, Ucrania, Países Escandinavos, Polonia, Italia y Turquía.
Las hojas del Eneldo huelen y saben a anís con un poco de limón deben echarse cuando ya casi está cocinado, para que no pierdan todo su aroma. Y es mejor cortarlas a mano, que picarlas. Se utilizan con mariscos, huevos, guisos, vinagretas, ensaladas, salsas frías, pepino, remolacha, nata líquida para cocina.
Las semillas huelen como el comino de los prados, saben más fuerte que las hojas. Se utilizan en pescados, panadería, sopas, verduras en vinagre, guisos.

La planta

Es una planta herbácea de unos 30 cts. de alta. Su tallo es frágil y fino con ramificaciones, sus hojas también finas de aguja. Sus flores muy pequeñas son amarillas y aparecen agrupadas en forma de umbelas. Crece en climas templados, cálidos, húmedos, fértiles.

Partes de la planta utilizadas

De ella de aprovecha tanto las semillas como las hojas.

Indicaciones y usos medicinales del Eneldo

Tiene propiedades curativas, su infusión va bien para: facilita la digestión, es anti-flatulenta, estimula al hígado, estimula la producción de leche en una mamá.

Componentes Activos: aceites esenciales: carvona, cetona, térpenica, limonelo, felandreno, pineno, depenteno, diapol, miristicina.

Propiedades: tónica, carminativa, estomacales, antiespásmodica, antiséptica, diuréticas, , antihemorroidal, empéctico y sedante.

Una tisana de las semillas tiene propiedades: diuréticas, carmitativa, antihemorroidal, empectico y sedante.

Recetas con Eneldo:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada. Aceptará su uso si continua navegando. Más información Entendido