ALIMENTOS FUNCIONALES
Alimentos funcionales Los alimentos funcionales o la comida funcional se definen como aquellos con componentes que porporcionan beneficios para la salud más allá de una nutrición básica.

Ejemplos de alimentos funcionales incluyen alimentos convencionales enriquecidos, o suplementos alimentarios o dietarios.

Estos componentes proporcionan nutrientes esenciales a menudo más allá de las cantidades necesarias para el mormal mantenimiento, crecimiento y desarrollo y/o otros componentes activos biológicamente que generan beneficios para la salud u otros efectos boiológicos deseables.

En un sentido de uso más común en España se entienden los alimentos funcionales como aquellos alimentos modificados, para que alguno de sus componentes afecte a funciones vitales del organismo de forma positiva. Se trata pues de alimentos destinados a la mejora de la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades.

En la actualidad el mercado recoge productos que incorporan determinados minerales, vitaminas, ácidos grasos o fibra alimenticia. Cada vez son más frecuentes los alimentos a los que se han añadido sustancias biológicamente activas, como los antioxidantes y los probióticos, que tienen cultivos vivos de microorganismos beneficiosos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada. Aceptará su uso si continua navegando. Más información Entendido